Los mejores reyes de nuestra vida

1/09/2009

[Haz click en la imagen para verla mejor y más en detalle]

6 de Enero de 2009. 7:30 de la mañana. Este año me he despertado mas tarde que ninguno. Nerviosa me deslizo por la cama para no despertar a Oni-kun. Chui ladra al vacío.Consigo girar el pomo de la puerta sin que apenas suene nada. Salgo de la habitación aún a oscuras cerrando tras de mí. Enciendo el móvil; con un hilo de luz llego hasta el interruptor y... ¡Ah! un gritito contenido. Bajo el árbol de navidad se alinean varios paquetes envueltos en papel de colores chillones y hay bolsas de caramelos por doquier. ¡Han venido los Reyes! Y pese a tener 27 años me hace tanta ilusión como a los 10. Ahí están mis regalos, no importa lo que tengan dentro, es la mañana más feliz del año.

Mientras miro con los ojos muy abiertos la escena no trato de adivinar qué habrá en los paquetes. ¡Me da lo mismo! A la mañana del 6 de Enero solo le pido una cosa: que si recibo algo sea un regalo de ésos que solo se pueden hacer conociendo bien a la persona a quien va destinado. Un regalo que cuando lo ves, suspiras, ¡ains, qué bien me conocen Sus Majestades!. Y notas que le importas a alguien hasta el punto de molestarse en tratar de ilusionarte.

Pensando esas cosas me doy cuenta de que si quiero abrir mis regalos tendré que despertar al niño grande de la casa. Así que enciendo la luz del cuarto y destapo a Oni tirando del nórdico. El pobre se resiste a soltarse de los brazos de Morfeo. Casi tengo que tirarle al suelo y entonces me sorprende, saca la cámara de video de la nada y me dice "este año tenemos que inmortalizar estas cosas que me haces la mañana de Reyes". Como soy muy de actuar y tengo delante una cámara grabando sigo tirando de él, le pego con almohadas, él me responde... Vamos, ni sacado de una peli ochentera romántica.

Abrimos los regalos. Ver la cara de ilusión de Oni, medio incrédulo pensando "¿cómo narices los Reyes sabían que me haría muchísima ilusión tal cosa?" es la mayor satisfacción que puede tener un ser humano: hacer feliz a la persona que amas. Entre pitos y flautas es la hora de ir a casa de mis suegros. Allí desayunamos tradicionalmente chocolate con churros y abrimos sus regalos. Llega el mediodía y es hora de ir a casa de mi madre a comer.

Hace ya bastantes años mi familia adquirió una tradición, comer canelones el día de Reyes. Y esto viene porque cuando éramos pequeñas las mañanas ese día comenzaban para mi madre muy temprano. Yo me levantaba a las 6 de la mañana como muy tarde, me encontraba el sofá repleto de juguetes, globos y chucherías. Despertaba a mis hermanas y ya todas obligábamos a mi madre a levantarse de la cama con muuuucho sueño. En semejantes condiciones, cuando llegaba el mediodía no había ganas de ponerse a cocinar, así que siempre tenía preparadas unas bandejas de canelones. Durante algunos años no pudimos comer las cinco juntas (las cuatro hermanas y mi madre) ese día, y es por eso que ahora es la comida cumbre de las navidades, yo me lo paso mejor incluso que en nochebuena.

El caso es que somos, por tanto, muy del día de Reyes, y por tanto toda la familia recibe y reparte regalos antes de la comida. Este año debo confesar que todo lo que recibí me llegó al alma, porque nunca hubiera imaginado que cada detalle viniera tan cargado de amor ni fuera a decir con letras de oro "¡Oye!, ¡que me preocupo por tí, me importas y eres importante en mi vida!" A lo mejor es que soy muy metafísica, no lo sé, pero todo eso es capaz de decirlo un pijama. Y en eso, pienso, consiste la magia de la mañana del 6 de Enero. No la perdamos nunca engañados por quienes opinan que es puro consumismo. Llegar al alma de una persona es algo que no se vende en tiendas y que puede hacerse sin gastar un solo duro. Por eso no me cansaré de repetir que este año han sido los mejores reyes de nuestra vida.

¡Feliz viernes!

PD: Me gustaría vuestra opinión acerca del tipo de letra y el tamaño de la misma... Me han comentado que la letra anterior era muy pequeña, esta me parece más bonita pero no sé si el tamaño es excesivo. ¡Cuento con vuestras opiniones!.

5 comentarios:

Tillocai dijo...

Yo tengo el corazón negro y hace tiempo que las navidades, no me traen buenas sensaciones lo siento. Sobre todo el año que salto la guerra del golfo y el asesinato de E.T.A, que no pedí nada para mi, solo que la gente se dejará de matar unas a otras pero al ver que mi deseo no se cumplió, me llene de desilusión. Y la verdad las navidades por algunos motivos ya no las puedo pasar con mi familia al completo T__T.

Pero al leer esta entrada veo que todavía hay gente con ilusión y eso me ánima la verdad, me gusta que vivas este día como el primero ^^.


Respecto a la letra, me gusta es bonita aunque algo grande en mi opinión.

iMeMiNe dijo...

He modificado el tamaño, pero me da que igual esta letra en tamaño normal no se termina de leer bien, ¿no?

Tillocai dijo...

Joer pues yo la leo bien, tus lectores deberían de revisarse la vista.
Yo ahora si veo una relación tamaño/calidad perfecta

Alberto Zeal dijo...

No sé Marta, a mí me gusta más la letra anterior. Yo tb la leía bien :P

Por otro lado, me alegro de que hayas pasado unos buenos Reyes ^_^ Yo, la verdad, es que tampoco me puedo quejar ^_^

Ninfi dijo...

Me encanta como has narrado tus reyes... soy como tu respecto al día de reyes... no pierdo la ilusión desde que tengo recuerdo de mi infancia.

El día de reyes es maravilloso, y lo seguirá siendo. En mi familia además hacemos los reyes extensivos a primos y tíos jajaja, es una locura, pero una maravillosa y grata locura.

Que sepas que el bolso ME ENCANTA me han echado uno "similar" (en modelo) pero de otro estampado :P Y el libro de Lucía Etxebarria me encantó, ya me contarás que tal ;)

Publicar un comentario

 

También en...