Días de radio (parte 1)

7/12/2009

Demasiados días sin actualizar. Y, como siempre que esto me ocurre, es porque tengo demasiadas cosas que contar. Empezaron las prácticas de Onda Cero y quisiera que no terminaran nunca... Pero contemos la historia desde el principio.

Era 1 de Julio, miércoles, a las siete y media de la mañana. No podía dormir más, llevaba casi una hora dando vueltas en la cama. Me levanté, me duché, y desayuné algo de verdura para no cargarme la dieta. Me senté a ver la televisión para no ponerme más nerviosa y escuché a Oni-kun alborotar por la habitación. Entonces aproveché para sacar medio armario y pedirle opinión, "¿me queda bien?, ¿pega para la radio?" Oni contestaba a todo que sí mecánicamente, todavía medio dormido. Después de un rato se volvió hacia mí muy serio y me dijo "vas a cumplir tu sueño y, el día que locutes, tu voz quedará ahí para siempre, pase lo que pase después. Así que deja de tener miedo de una vez. Y, de paso, déjame desayunar". Por fin me decidí por algo, precisamente la misma ropa que llevé a la prueba. "Me trajo suerte la primera vez" pensé y terminé de arreglarme.

En la puerta de casa comprobé tres veces que lo llevaba todo... aunque se me olvidó coger un cuaderno. Salí con el estómago encogido, como debe ser cuando te enfrentas a algo que te importa de verdad. Cogí el metro a las nueve menos cuarto, había quedado con mi compañera de clase Marta Lora para desayunar. ¡Nos habían cogido a las dos! y esperaba estar con ella en informativos. Resulta que ella cayó en preguntar dónde le había tocado pero yo iba a ciegas en ese sentido. Me bajé del metro y cogí el móvil. Un mensaje de mi madre. Bajé la mirada para leerlo y ¡pum! derrapé contra el suelo por culpa del metrocentro. Curiosamente con el golpe se fueron todos mis nervios...

Nueve y media de la mañana, Marta y yo llamamos al portero electrónico de Onda Cero, el chico de seguridad nos tomó los datos y minutos después cruzábamos el umbral de la redacción... ¡El sueño ya se había hecho realidad!

Continuará...


Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

2 comentarios:

Cherry dijo...

jo, cómo me alegro por vosotras, y como os envidio!! :)

Y espero que la caída no doliera mucho... :S

Anónimo dijo...

mi vida si lo se no te mando el sms.suerte

Publicar un comentario

 

También en...