Ando tristona...

2/03/2011

Y me siento mal por ello porque no tengo motivos para estarlo. Es como si estuviera asimilando una apatía y un desánimo que ya no son míos sino que me rodean. Pero no vienen de nadie en concreto, es como si el mundo me transmitiera esos sentimientos. O el entorno, o vete a saber. Supongo que en los tiempos en que vivimos de crisis y frustración puede ser hasta normal, pero no me gusta. Es como estar metida en una tinaja y no poder salir. Siempre he sido capaz de plantar cara a las energías negativas, a mi propio boicot emocional.

En cambio, ahora siento como si hubiera llegado a mi destino y no hubiera nada más para mí. Si intento identificar ese sentimiento creo que sé por dónde vienen los tiros. Ha llegado la hora de enfrentarme al mercado laboral periodístico, con la carrera a punto de terminar, y tengo pánico. De no conseguirlo, de no llegar, de no ejercer. Si lo pienso, y lo estoy haciendo ahora que tengo que verbalizarlo, ese pánico unido a que este año dejo la veintena es lo que me está paralizando.

He oído muchas veces que pasa cuando estás cerca de conseguir un objetivo vital que lo ves más lejano que nunca, entras en pánico y corres el riesgo de rendirte cuando casi lo tocas con la punta de los dedos. Sea como fuere, no me gusta estar así. No quiero concederle a este sentimiento más espacio en mi vida. Así que pido el consejo de mi querida audiencia, ¿qué me pasará? ¿tiene cura, doctor? ¿qué hago al respecto?

¡Feliz jueves!

9 comentarios:

Ninfi dijo...

Hace sólo 1 mes leí esta frase en tu blog:
"le voy a sonreír a la vida venga como venga, me voy a atrever a disfrutarla".

Te remito a ella para inyectarte la vitalidad que ahora mismo no encuentras... y no hay mejor forma que mediante palabras tuyas.

Mucho ánimo bonita.

Sara Domínguez dijo...

Aguantar, aguantar, aguantar. Sobre todo no te rindas, porque el achuchón va pasando. Son momentos complicados, pero pasa :)

Mindthegap dijo...

La treintena es una epoca maravillosa Marta ya que es el momento en el que confluyen la juventud con la experiencia, asi que aprovecha estos años que tienes por delante que luego ya veras como los recuerdas con mucho cariño.

En cuanto a lo de si te dedicaras o no al periodismo la buena noticia es que solo hay una persona que puede hacer que tu sueño se haga realidad y esa persona eres tu misma.

Así que arriba esos animos Marta que te encuentras en la mejor etapa de tu vida. :-)

M dijo...

No es nada raro lo que te pasa, de hecho yo me enfrento a algo similar. Te digo lo que hago yo, a ver si te funciona. No adelantes acontecimientos. Es decir, igual no consigues un objetivo, ok. Pero no ganas nada pensando en ello de antemano, ya te enfrentarás a los problemas cuando lleguen... si es que llegan. No se trata de que vivamos al día sin pensar en el futuro, pero tenemos que enfrentarnos a cosas concretas, no a posibilidades que aún no se han materializado.

Por ejemplo, yo me voy ahora a Barcelona y podría ponerme a pensar cómo va a ser eso de lidiar con el catalán, qué trabajo voy a buscar, cómo será la convivencia, todas esas historias. Pero en lugar de eso prefiero centrarme, ponerme a estudiar el idioma y cuando lo tenga bien dominado, ya pensaré en el resto de las cosas.
Lo mismo con el trabajo cuando domine ya el catalán a la perfección, me plantearé dónde voy a intentar buscar algo, cuando me respondan (o no) ya daré el siguiente paso, pero no sirve de nada pensar en qué haré si me dicen X o si me dicen Y cuando ni siquiera estoy allí. Cada cosa a su tiempo.

Resumen: En el camino hacia tus metas, enfréntate a lo más inmediato. Y piensa en positivo, la gente consigue lo que quiere, no hay motivo para que tú seas la excepción.

Cherry dijo...

¿estás premenstrual? sí, la pregunta es pa matarme, pero es que lo que has descrito es como yo me siento en "esos días" y luego vuelvo a mi estado normal y pienso: menuda chorrada, yo puedo con eso y más.

Lo que vengo a decir es que tiempo al tiempo, que además la época de exámanes no ayuda a afrontar nada con positividad :p

iMeMiNe dijo...

Gracias a todos por vuestras respuestas, chicos. De cada una cojo una cosa importante ;) Depende de mí, lo sé, pero tengo que creérmelo otra vez, supongo.

Cherry, si fueras un tío me habría cabreado mucho, pero al ser tú quién me ha dicho eso me he reído de lo lindo, jajajaja. Pero aunque te tengo que reconocer que el sentimiento está acentuado porque efectivamente estoy en "esos días" del mes, llevo desde que empezó el año buscándole sentido a muchas cosas, con esa sensación que cuento, como perdida, no sé explicarte. Aunque es obvio que estos días estamos a merced de las hormonas y ya es que lo vemos peor del todo, quizá por eso he explotado hoy.

Juan Blanco dijo...

Hostia, iba a comentar en serio pero he leído el comentario de Cherry y me ha encantado. Esa excusa también la pongo yo a veces, pero nadie me cree.

Respecto a lo tuyo, Marta, te puedo decir que trabajo de 'periodista', como estoy yo, hay a patadas. Sólo tienes que tener disponibilidad temporal y geográfica, además de mucha dedicación. Pero hay muchos, muchos sitios, de verdad.

Otra cosa es que quieras ser periodista sin las comillas, como pretendo llegar a ser yo. Eso es más difícil, pero no imposible. Acabo de hablar hace un rato con una amiga, emblemática periodista jerezana, acerca de ello. Ella empezó editando teletipos :)

Jaume Pubill dijo...

HhE CAÍDO DE CASUALIDAD EN TU BLOG Y ME GUSTA.
En cuanto a lo que dices en este post, creo que lo mejor es que te tomes la vida con tranquilidad: en su debido tiempo todo llega. Paciencia y ahora quizás te toque aguantar ese mal momento que estamos viviendo todos. pero pasará. Y, sobretodo, pasará si tú quieres que pase.
Un abrazo

iMeMiNe dijo...

Moltes gracies, Jaume. I molts petons a tota la meva Catalunya ;)

Publicar un comentario

 

También en...