Manipulan pero no vencerán. Estamos indignados pero no somos violentos

6/16/2011

Estamos asistiendo en los últimos días a movimientos desesperados de la clase política por reventar las protestas pacíficas de la sociedad para quitarles los privilegios. Analicemos los que está ocurriendo: Desde el 15 de Mayo se han mantenido por toda España acampadas reivindicando una regeneración de clase política, la eliminación de sus privilegios, listas abiertas y sin imputados y que la banca no sea rescatada sino que se responsabilice de sus abusos. Mientras que la gente ha estado concentrada en las plazas se ha podido controlar el no dar una imagen contraproducente, que nadie se saliera del tono pacífico y que no se infiltraran personas con la intención de reventar el movimiento. Las llamadas Comisiones de Respeto hicieron en esto un trabajo impecable. Los políticos estaban cada vez más preocupados y se empezaron a inventar pegas a la continuidad de las acampadas: que si pérdidas económicas de los empresarios, que si se estaban infiltrando indigentes... Como siempre, la campaña de grandes medios de comunicación que apoyan el dominio del poder del dinero ayudó a difundir estas mentiras. Pero poco más podían hacer, el 15M seguía contando con la simpatía de la mayor parte de la población.

En ese punto, las asambleas deciden expandirse hacia los barrios y abandonar las plazas. Y ahí la clase política de este país ha visto el cielo abierto. De repente, sin explicación ni lógica ninguna, resulta que el 15M ha pasado de ser un movimiento de ciudadanos pacíficos a ser un movimiento violento... ¿Y no será que esa imagen es la que conviene a unos políticos que no quieren perder sus privilegios? Imaginaos que voy a un hotel y me dicen que me van a cobrar 70€ por una habitación con desayuno. Cuando llego a la habitación resulta que está llena de mierda y el hotel lo justifica diciéndome que es que la viabilidad del hotel depende de otro cliente con mucho dinero y que si no me importa quedarme la mierda allí, que es sólo una noche y que no me preocupe que no me cobrarán más por la habitación... A la mañana siguiente voy a desayunar y me dicen que se ha acabado el desayuno, que me quedo sin comer y que como el cliente importante no ha pagado me van a doblar el precio de la habitación. Yo me quejo, monto en cólera y pido una hoja de reclamaciones. El hotel, en lugar de disculparse, me manda al de seguridad a que me pegue una paliza y acto seguido llaman a todos los medios para decir que yo les he gritado y soy una violenta. Incomprensible, ¿verdad? Pues lo mismo ha pasado con el 15M:

1º Intentan desalojar la Acampada de Barcelona, provocan a los manifestantes y como no reaccionan violentamente les pegan hasta por la espalda. Se abusa del poder y se maltrata a cientos de ciudadanos pacíficos, incluso se pega a periodistas, ¿ha pasado algo? ¿ha habido consecuencias?... NO, no ha pasado absolutamente nada.

2º En el parlamento valenciano se concentran bastante gente para protestar porque haya 10 imputados que van a ser diputados. La policía pone vallas, aleja a los manifestantes a una distancia prudencial y COMO NO REACCIONAN VIOLENTAMENTE, LES PEGAN. ¿Alguna consecuencia? NADA DE NADA. Es decir: la policía puede pegarle a los ciudadanos cuando quieran.

3º Como ven que no hay manera de provocar a los manifestantes, parece que cambian la estrategia. Y, qué casualidad, en la protesta ante el parlamento de Cataluña aparecen como diez o quince policías secretas que están por allí en medio cuando se caldea el ambiente y luego salen de la manifestación escoltados por los mossos de esquadra... Se insulta, escupe y tira pintura a los políticos. Fuera de lugar, esas no son las formas pero resulta que eso si tiene consecuencias, todos los medios arremeten contra el movimiento 15M entero, nos tachan de violentos... Vamos, que los políticos son ciudadanos de primera a los que no se puede ni tocar y el resto somos una mierda a la que se puede pegar palos simplemente por pasar por allí.

Están intentando callarnos por todos los medios, hasta relacionan un incidente sufrido por Gallardón por prohibir los conciertos del Orgullo en Chueca (cosa que, personalmente, no me esperaba de él porque lleva siendo alcalde de Madrid muchos años y este cambio de actitud lo único a lo que puede responder es la chulería de quien se sabe ganador de unas elecciones) con el 15M sin que tenga nada que ver.

No sé vosotros, pero yo cuánto más mienten más me indigno. Cuánto más nos desprestigian más legítima veo nuestra reivindicación. Hoy Manuel Chaves ha dicho en Telecinco que ni sabemos lo que reivindicamos, que justificamos los actos violentos. No, señor mío, no justificamos los actos violentos hacia ustedes pero tampoco hacia nosotros, ¿o es que los heridos de Barcelona y Valencia no importan? Y si, sabemos lo que queremos: quitarle sus privilegios, impedir que usted y sus compañeros puedan mantener su cargo si se corrompen, hacer que los bancos paguen la crisis que han provocado y la regeneración democrática con listas abiertas sin imputados y una democracia en la que se tenga en cuenta vinculantemente la opinión del pueblo para asuntos importantes o que nos toquen directamente. ¿Le queda claro? Porque se lo puedo decir más alto (subiéndome a la silla del escritorio mientras tecleo) pero no más claro.

Salgamos todos a la calle este domingo 19 y demostremos qué es lo que queremos y que no nos van a callar por mucho que lo intenten, que cada vez vamos a ser más y que ahora que hemos despertado no van a conseguir que paremos. Mucho ánimo, no os dejéis engañar por lo que dicen los medios. Si están esforzándose tanto en desacreditarnos es que lo estamos haciendo bien. Ánimo.

"Primero te ignoran, después se ríen de ti, luego te atacan. Entonces ganas." (Ghandi)




Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

2 comentarios:

Dalven dijo...

Enorme tu entrada, expresa lo que todos pensamos. Voy a compartirla en Facebook :)

Anónimo dijo...

Buenísimo. Enhorabuena :)

Publicar un comentario

 

También en...