Un rayito de esperanza: Contra el aborto, adopción

10/06/2008

Parece que se van oyendo más voces a favor de la adopción como alternativa al aborto y se piensan medidas para facilitarlo incluso cuando aún el niño no ha nacido. La Comunidad Valenciana va a ser pionera en intentarlo e incluso apoyarán económicamente a las embarazadas sin recursos. Es sin duda, un pequeño rayo de esperanza a favor de la vida:

[Fuente: ABC.es]

Por: Luz Derqui y Domingo Pérez

Dos realidades contrapuestas. Líderes europeos en el número de abortos y campeones mundiales de la adopción internacional, con casi trece niños traídos de fuera por cada cien mil habitantes. Una triste paradoja que anima a plantearse algunas preguntas inquietantes: ¿Por qué es tan complicado adoptar en España? ¿Por qué es tan fácil acabar en este país con la vida de los no nacidos? ¿Por qué hay tantas familias que deben recurrir a la adopción en China, Rusia o América? Y, sobre todo, la cuestión capital: ¿Por qué no existe la posibilidad de ofrecer en adopción a esos hijos no deseados o que no se pueden cuidar y cuyo terrible destino acaba siendo el ser aspirados o triturados en las clínicas abortivas?

Beatriz Benéitez, abogada, adoptada, madre y portavoz del «Proyecto Adopción» de Unidos por la Vida, ofrece una alternativa: «Pretendemos que la adopción sea aplicable al menor antes incluso de su nacimiento y antes de que se produzca su abandono. Especialmente en aquellos casos en que la mujer con un embarazo no deseado pueda decidir libremente no ser madre y optar por una solución de vida para el bebé, de forma que otra mujer pueda ser su madre».

La idea ha calado y está siendo transmitida por diferentes grupos pro vida. Por ejemplo, la Plataforma HazteOír reunió en sólo dos semanas más de 10.000 compromisos de adopción para «niños que vayan a ser abortados». «Queremos que España sea un país de acogida, no sólo para los inmigrantes, sino para nuestros propios hijos. Queremos ser un país acogedor para los niños en gestación. Queremos políticas de acogimiento familiar y de adopción, equivalentes, al menos, a las que ya existen, desde hace años, para los animales. Queremos para nuestros hijos las mismas políticas, al menos, que para nuestros animales», apunta Pilar Gutiérrez Vallejo, presidenta de Unidos por la Vida.

«Lo bueno -añade Pilar- es que lo que proponemos no es ninguna locura imposible porque ya hay quien lo va a poner en marcha. En ese sentido, queremos felicitar al presidente de la Comunidad Valenciana, Francisco Camps, por su valor y responsabilidad política al dar el primer paso». Se refiere esta incansable luchadora por la vida a la propuesta pionera de la Generalitat Valenciana de intentar aunar los objetivos de proteger y ayudar a las madres con el de agilizar los trámites de la adopción para convertirlos en alternativas tanto al aborto como al abandono de bebés recién nacidos, actividad que se ha disparado en los últimos años.

Cuatro consejerías (Bienestar Social, Justicia, Sanidad e Inmigración y Ciudadanía) han unido recursos y esfuerzos para crear una comisión que pondrá en marcha «Más vida». Se trata de un ambicioso e innovador plan de medidas económicas y sociales para apoyar la maternidad.
Una de las iniciativas más novedosas ha sido la creación de una red de familias que, con carácter voluntario y altruista, acogerá a mujeres embarazadas que carezcan de recursos económicos para darles apoyo durante la gestación y los primeros meses de vida del niño. Les ofrecen así una salida a una situación difícil ante la que muchas embarazadas no ven más opción que el aborto. Paralelamente, la Generalitat pondrá en marcha un programa de inserción sociolaboral para las futuras madres, que recibirán una ayuda económica igual al salario mínimo. La iniciativa ha sido aprobada ya por el Gobierno valenciano e irá acompañada de diversas medidas para «garantizar y salvaguardar el derecho a la vida en formación, protegiendo a las madres gestantes que estén decididas a tener su hijo, poniendo a su alcance los medios necesarios de carácter social y educativo», según palabras del vicepresidente de la Generalitat Juan Cotino, quien destaca que al mismo tiempo se agilizarán los papeleos para una adopción con el fin de reducir a la mitad el tiempo de tramitación, ya que en la actualidad supera los tres años.

Desde la Generalitat se insiste en el anonimato que garantiza el proceso de adopción e inciden en que «la renuncia puede ser también un acto de amor, ya que las madres tienen la seguridad de que su hijo será acogido por una familia que le puede ofrecer un futuro y una vida mejor».
Además, recuerdan que la legislación prevé que puedan renunciar a su bebé sin consecuencias penales, mientras que el abandono de un recién nacido sí las tiene.
---------------------------------------------------------------------------------

2 comentarios:

Alberto Zeal dijo...

Pues mira, no es una mala opción. Esperemos que prospere, sería una alternativa interesante.

DrRobert dijo...

Veo muy buena intención en cuanto a la lucha contra el aborto en esta iniciativa,pero me gustaría que se perdieran las pistas de los dados en adopción, probablemente sea más fácil esto con los traidos de paises como China,o bien legislado el tema, ya que la situación de los padres biológicos puede cambiar en el futuro, pretender recuperar lo que han dado en adopción y ser fuente de problemas, que desde el punto emocional serían muy fuertes.

Por todo ello deseo que si toman esa iniciativa lo hagan bien y que quede todo bien atado de cara al futuro, puede ser una muy buena medida pero siempre que esté muy bien desarrollada y muy clara.

Un abrazo

Publicar un comentario

 

También en...