El reto del siglo XXI

10/05/2008

Hace algunos días nos pidieron en la asignatura "Relaciones Internacionales" que reflexionáramos acerca de lo que esperamos de esa materia y sobre el papel del periodista respecto a la materia. Y dándole vueltas al coco recordé algunos de los motivos por los que me gusta tanto el periodismo.

No voy a negar que hoy en día el negocio de la comunicación está en mano de grandes grupos editoriales con intereses muy marcados. Cada Mass Media tiene su ideología dependiendo de quién pague sus facturas. Pero no me parece justo echárselo en cara. A día de hoy un periódico diario no es rentable y no sobreviviría sin "ayudas" externas. Pero esto no tiene por qué significar el final del buen periodismo o de la información objetiva. Más bien al contrario es una situación que presenta ventajas e inconvenientes. Por ejemplo, antes de abrir cualquier cabecera, ver cualquier telediario o sintonizar cualquier emisora de radio sabemos que nos van a contar la actualidad a su manera. Esperaremos ataques al PSOE en la COPE, ataques al PP en la SER y opiniones favorables a la Monarquía en ABC. Eso nos permite desarrollar una actitud crítica respecto a la información de manera mucho más sencilla que si no tuviéramos claro de que pie cojea cada uno. Lo que pasa es que mucha gente aún hoy día piensa que lo que dicen "sus" medios es la "verdad" y que los demás medios siempre mienten. Supongo que es más fácil no tener que plantearse nada más además de un ejercicio de autocomplacencia.

Hasta Los Beatles sabían lo importante que era estar informados

Para los periodistas la situación es algo más jodida porque esos medios son los que les dan de comer. Pero eso supone, a la vez, un reto. Porque se ven obligados a ingeniárselas para que su información no ofenda a los que pagan pero sea lo más veraz posible, lo más justa. No deben conformarse con pensarse las marionetas de los poderosos. Tienen la gran responsabilidad de mostrar la realidad a su público según su prisma. Y lo consiguen. Sorteando presiones, camuflando las verdades bajo apariencias diversas, obligando al avezado lector a buscar entre líneas otros significados.

El objetivo de todo el que quiera ser periodista debe ser dar una información justa y llegar a ser una voz independiente a la que no puedan llegar ningún tipo de presiones. No existe mejor arma en esta vida que la información ni ser más vulnerable que quien no tiene inquietudes por conocer. Por eso es tan bonita esta profesión, porque te comes la cabeza para que la información sea buena y llegue al máximo número de personas posible. Que les sea atractiva y agradable de leer, escuchar o ver y que ellos mismos saquen sus propias conclusiones. Esto último es lo más difícil de todo. Así que ¡enhorabuena a todos los periodistas!. Espero dentro de poco poderme contar oficialmente entre ellos.

Y ¿qué mejor manera de terminar hoy que con una cita de un gran comunicador? Pues eso,

BUENAS NOCHES Y BUENA SUERTE.

8 comentarios:

DrRobert dijo...

Es muy importante la información, sin ella no sabríamos como actuar de forma correcta, me refiero en general no solamente en un solo aprartado de la vida,la información debe de ser veraz, plural ( para reflejar los distintos puntos de vista que pueda generar, independiente etc...)

Dado que, como apuntas,está manejada por distintos grupos de presión, es bueno que sepamos bajo qué ideas actúa cada uno de ellos, esto nos puede ayudar a poder sacar de ella las conclusiones más precisas ( quizás más próximas a la realidad de la misma)ya que cada asunto es único pero las interpretaciones pueden ser muy variadas.

No nos queda más remedio que aprender a leer a cada medio, a cada periodista para acercarnos a la realidad objetiva.

Me encanta que pienses en transmitir tu información de forma subjetiva y ojalá lo consigas iMeMiNe


Un saludo

DrRobert dijo...

Perdón, evidentemente me he confundido y he dicho, en el último párrafo del comentario anterior, "información de forma subjetiva", cuando quería decir de forma OBJETIVA

saludos

Alberto Zeal dijo...

¿Que lo consiguen? ¿En serio lo crees? No sé, será que yo soy un escéptico, pero no pondría la mano en el fuego por ningún periodista en ese sentido. Muchos, muchísimos, acaban prefiriendo el dinero a su propia integridad. Y te lo puedo garantizar por experiencia propia.

JUANMA SUÁREZ dijo...

Yo era un enamorado del periodismo, pero, como Alberto, también me he vuelto bastante escéptico. Hace muchísimo que no leo periódicos ni oigo la radio. No me gustan los panfletos, que es en lo que han convertido los medios de comunicación los políticos y los periodistas. Aunque aún tengo una pequeña esperanza en que algunos siguen luchando por esa objetividad y esa pluralidad de que hablas... claro que, me temo, no en este país.

iMeMiNe dijo...

No digo que los medios masivos no se hayan vuelto un poco panfletos y no sirvan a quien los paga. Pero creo que en este país tenemos, como de muchas cosas, una imagen demasiado negra de nuestro periodismo. No en vano El País está considerado como uno de los mejores diarios escritos en Europa, independientemente de su línea editorial.

Además creo que es positivo saber qué línea lleva cada medio, facilita el análisis de la información.

Y cuando leo a redactores de El Mundo criticar los postulados de su director o artículos geniales en ABC vuelvo a creer en esta hermosa profesión tan perseguida y denostada.

Y si, sois un par de escépticos :P

PD: Dr, NADIE puede ser objetivo, es imposible porque somos personas e impregnamos todo de nosotros. Por eso digo que creo en la información "justa", aunque este término no sea tampoco del todo adecuado...

DrRobert dijo...

Nadie puede ser objetivo del todo, pero si empeñerse y luchar por serlo, y conseguirlo dentro de lo posible.

Si alguien ha dicho algo, se puede decir lo que dijoy todo lo que dijo( por ejemplo), sin deformar y sin interpretar, la opinión al lugar que le corresponde a las columnas de opinión y sabiendo quien opina eso.

Claro que todo esto es un poco utópico y nos obliga a informarnos en varias fuentes para llegar a nuestras propias conclusiones, que a su vez están influenciadas por nuestra propia sunjetividad.


jajja, es un poco lioso


saludos

iMeMiNe dijo...

Entiendo lo que quieres decir y estoy de acuerdo pero, por desgracia, es un poco utópico. Siempre intoxicamos una información queramos o no, hasta cuando citamos textualmente porque elegimos qué citar, por ejemplo :P

DrRobert dijo...

De acuerdo, pero es muy importante poner empeño en transmitir lo que nos parece la realidad, aún así la deformaremos, pero el que informa a razón de donde trabaja ya está perdido de antemano

Un saludo

Publicar un comentario

 

También en...