Siguió el 10-09-09

9/13/2009


Diez de septiembre de 2009. Antes de que me levantara miles de españoles ya habían recogido sus ADN en todas las ciudades en que se reparte y ya habrían leído mi artículo, lo habrían criticado o alabado. Me levanté con una sonrisa puesta, era mi cumpleaños. Salí de casa temprano y compré dulces para la gente de la radio. Esa mañana aunque las cosas por momentos parecían torcerse conseguí que todo saliera redondo sin perder la sonrisa. Ricardo Acosta y Susana Valdés me felicitaron en antena, ahí queda eso para la posteridad.

Comí en casa, Oni me había preparado un sobre de pasta. Sin duda uno de mis platos favoritos, cuando tengo un plato de pasta de sobre delante no existen los amigos. Qué detalle, pensé, como no voy a celebrar mi cumpleaños al menos me compensa con esto.

*** Importante: No he contado todavía que este año yo había decidido no celebrar mis 28. Y eso que yo soy de macro-celebraciones con todos mis conocidos. Pero este año no tenía ilusión por organizar nada, no me apetecía por muchos motivos. Como estaba convencida de que a Oni no se le ocurriría en la vida darme una fiesta sorpresa estaba tranquila, nunca espero nada que no pueda pasar para no llevarme una decepción. Sigamos***

Me fui a trabajar por partida doble. En mi curro de teleoperadora todo el mundo había leído el ADN, Dios mío, no puedo explicar cómo me emocioné cuando entré por la plataforma y mis compañeros me felicitaban por el cumpleaños y por ADN. El día que pueda dejar ese trabajo les voy a echar muchísimo de menos, son lo único que me hace feliz y que me da fuerzas para seguir allí. Mis compañeros y mis coordinadores, que también me leyeron y me felicitaron sin excepción. El grupito de amigos, cordis y compis, con los que más roce tengo en el curro me estaban esperando para merendar, y también les llevé cositas de picar. Y como estaba tan a gusto ese día en el curro me fastidió que Oni empezara a llamarme cuando me quedaba media hora para salir.

Volví a casa en el coche del padre de María, un cielo de niña. Quería llegar temprano a ver qué le pasaba a Oni. Subí al piso y me lo encontré con la ropa de estar por casa viendo la tele. Me dijo que me cambiara de ropa que íbamos a cenar, así que entré en el cuarto, abrí el armario y ¡OOOOH! Me llevé un susto de muerte, lo juro. De la esquina del cuarto salieron Mauri, Leo, Juanma y Jose. Yo tardé en recuperarme del susto bastante y volví a flipar. ¿Que Oni había conseguido sorprenderme? ¿A mí? ¿A la reina de las sorpresas? No le creía capaz de pensar todo eso, de preocuparse tanto por mí. Por eso no tenía este año ilusión y nunca se lo dije. Y, una vez más, volví a estar convencida de que entre nosotros hay más que química.

Los chicos me dieron su regalo, el perfume Scada con un botecito de crema. ¡Son increíbles! Yo no paraba de quejarme días antes de que necesitaba colonias o perfumes para salir. Cenamos y cuando pensé que no me podían sorprender más, ¡tenían una tarta de nubes! (llamadas en Sevilla "esponjitas") Siempre he querido una tarta de chucherías y esta era la más bonita que he visto. El día estaba saliendo mejor que en mis mejores sueños. Y entonces Oni sacó su regalo. Tenía las medidas exactas del Stereo Box Set (ver entrada anterior) pero no podía creer que lo fuera. No quería pensar que lo era. Oni insinuó que lo era, abrí el regalo nerviosamente... Y no lo era. Era el snow leopard.

Entonces hubo un tenso silencio. Todos me miraban y yo acababa de cancelar un pedido del Stereo Box Set en Amazon pensando que ese era el regalo de Oni. Nadie decía nada, así que me levanté y dije "si de aquí salen todas las sorpresas voy a entrar a mirar si hay alguna más". Y ahí, dentro de unas cinco cajas ensambladas como muñecas rusas, estaba el Stereo Box Set.

Lloré. Lloré mucho rato. Por los años que llevaba esperándolo y por lo que Oni me quería. Luego reí, luego no sé qué sentí. Esa noche, además, me llamaron mis abuelos y mi tío. Mi madre me felicitó compartiendo en tuenti dos fotos mías de bebé. Mis hermanas me dijeron cosas muy bonitas. Coño, ha sido el mejor cumpleaños de mi vida.


Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

2 comentarios:

Nario dijo...

¡Buaaaah! ¡El Stereo Box Set! Qué suerte tienes. Enhorabuena por ese pedazo de cumpleaños, Marta. Qué de gente te quiere (eso será porque te dejas querer).

¡Qué envidia me das! (pero yo los prefiero en vinilo :P).

Manuel J dijo...

Me alegro mucho, Marta. Un abrazo ;)

Publicar un comentario

 

También en...