Lo mejor de 2009: Magnífico Novio (8)

1/13/2010

Mauri González


Pues nada, lo dicho. El primero de mis magníficos amigos en cambiar de estado civil. Será dentro de nada, en dos días, y le deseo que alcance toda esa felicidad que tanto anhela, de la manera que sea. Ahí estaremos los de siempre para verlo, sujetando la red de seguridad del cariño. Bueno, y el viernes también estaremos ¡para comernos el banquete!. Me enorgullece que haya querido que yo tenga un sitio especial en la ceremonia, soy su testigo de boda, porque creo que representa que también lo tengo en su vida y en su corazoncito.

Él en el mío lo tiene, desde luego. A veces "matable" la mayor parte del tiempo "achuchable". No hay dos como él, desde luego. Aunque admiro su entrega a lo que quiere le pido algo: 2010 es TU año, en el que TIENES que ser feliz en el hoy, en el ahora y con todos los que te queremos.

Y de regalo anticipado de bodas, un videoclip entrañable de nuestra medio sorda Ayumi olvidando, como no, la letra de Trauma. Porque seguro que le saco una sonrisa y porque tenemos pendiente ir los dos con Juanma a algún concierto de Fin de Año de Ayu.




¡FELICIDADES! Nos vemos el viernes...


Avisos:

- Los enlaces musicales que acompañarán a cada entrada son de Spotify

- "Lo mejor de 2009" es una sección de periodicidad incierta que terminará... cuando tenga que terminar, leches, que mi vida es un caos. Bueno, vale, de esta semana ya no pasa. Lo que no publique esta semana es que no sería suficientemente importante. Ala.



Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

1 comentarios:

Mauri(cio) dijo...

Ahora sí, por fin, tengo un ratito para poder comentarte.

Ante todo, muchísimas gracias por la dedicatoria. Ya sabes que la boda no hubiera sido lo mismo si no hubiera sido por vosotros (porque aquí tengo que meter a Jorge, Juanma, Cynthia y Jose).

Son ya algunos años los que llevamos juntos, y el cariño que te tengo lo único que hace es crecer. Ay, Martica, que me tenías que haber visto ayer toda la mañana llorando leyendo vuestras dedicatorias,... Quería evitar escribir aquí el típico "Te quiero mucho", pero es que no lo puedo expresar de otra forma, y es que te quiero una jartá.

Si te digo la verdad, yo de la boda hubo partes de las que ni me enteraba, porque estaba muy nervioso... pero con el rabillo del ojo te veía por ahí detrás de mi madre y pensaba en que estabas ahí y que por fin se había cumplido mi sueño, que por fin algo me ha salido bien, y estoy rodeado de la gente que me quiere. Luego en el convite menos mal que tú me tranquilizabas y me pedías que comiera... porque estaba atacadito, jajaja. ¿Se me notaba mucho?

Muchísimas gracias por todo, por lo que se vio, y por lo que no se vio, gracias, gracias, gracias.

¡Y a ver si nos vamos a ver a Ayumi antes de que se quede sorda del to!

Publicar un comentario

 

También en...